Seleccionar página

sobre Mi

Casi 6 años! madre mia, como pasa el tiempo-

Empecé a lo tonto por entretenerme, cuando llegaba del trabajo, y hacía decoupage, pirograbado y pintaba cajitas… pero manchaba mucho… la pintura, los barnices en casa… era mucho follón.

Mi primera muñeca fue un invento hecho a mano con unos calcetines de mis hijos, de donde salió un oso… bueno, un muñeco, bueno, algo que me abrió la mente a cosas

Y yo que soy así para todo, me fui a Internet a saber más, buscar donde podía aprender a hacer muñecas, pero no fofuchas, ni muñecas de fieltro… yo quería muñecas elegantes, de porcelana, de lo que fuera eso que yo veía…

En España, era difícil, y yo de idiomas… el inglés del instituto y poco más. Y además, lo que yo veía era todo ruso! Pues como otras veces en mi vida, me lancé sin pensar a hacer mi primer curso en una Escuela de Arte Oficial de San Petersburgo (que tuve que ir a mirar al mapa donde estaba exactamente). Me encantó!!…. La muñeca? un churro, pero yo… alucinada, embobada de aquello que acababa de descubrir

No todo fue fácil.

Además del idioma, los materiales, las herramientas, no eran las mismas, y no fue fácil encontrar y mucho menos barato. En el fondo no supe en un principio a donde iba a llegar, pero mi pasión es lo que me mueve y mi inquietud es la que hace que todos los dias aprenda cosas nuevas y cosas diferentes.

Conseguí las telas adecuadas, después de probar con muchas diferentes. Los rellenos, también los cambié varias veces, hasta lo que uso hoy, que para mi es lo más funcional

Con las muñecas, nunca paras de aprender

Siempre hay cosas nuevas y diferentes, yo sigo haciendo mis cursos, ahora estoy loca con la escultura.

No me canso de saber como hacer patrones, unión de piezas, y otras cosas que me mantienen enfrascada en este magnifico mundo tan increíblemente creativo

Mi lema más importante: «Copiar no es aprender»

Todas mis muñecas son distintas, y todas las muñecas de mis alumnas son distintas a las mías. ¡Eso es DaLareira!

Ver como de un curso salen 45 muñecas y ninguna es igual a la otra y todas cumplen perfectamente lo que la muñeca requiere… eso es aprender. Saber hacer tu muñeca y saber donde tienes los fallos es mmmmuuuuyyyy importante, porque cuando acabes tu curso, sabrás seguir haciendo muñecas y todas te saldrán diferentes.

Para mí sería muy cómodo poner las medidas exactas, la separación de los ojos, el peso de las piezas… pero yo no quiero que hagáis mi muñeca, quiero que hagáis la vuestra, con vuestro toque y con vuestras manos.

Que no sea frustrante para ti, que no te salga exactamente la medida de mi muñeca, que sea importante que veas donde está bonita, y que tienes que resaltar para que tu obra luzca como las de las estanterías de las mejores colecciones

Así que, esta soy yo

Una artesana con estilo propio y una cabeza inquieta, que nunca para de avanzar y seguir aprendiendo.

Me siento muy cercana a mis alumnas, establecemos unos lazos de unión muy especiales mientras hacemos las clases y se nota en el resultado. Soy accesible, porque puedes contactarme por muchos medios, y te respondo, porque siempre respondo mis mensajes, así que ya sabes que si quieres aprender a hacer muñecas en un grupo familiar y respetuoso este es tu sitio., Te esperamos

Y en mis tableros de Pinterest